Cláudia Oliveira, Edgar Feldman y Luísa Homem editaron juntos la película A fábrica de nada de Pedro Pinho. Los tres están nominados al premio al Mejor Montaje de películas en competencia Internacional que otorgará EDA en la 32ª edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y nos cuentan el proceso de edición de esta película:

Luísa Homem: “La decisión del director de trabajar con un equipo de edición, logra un proceso creativo, fresco y enriquecedor para la película. Inicialmente estaba previsto que comience con el montaje de la película, pero por el hecho haber participado en la escritura del argumento y del rodaje, nos pareció más rico y prudente Luisa Homeminvitar a personas que tuvieran otra distancia del material. Fue ahí cuando Pedro invitó a Cláudia Oliveira y a Edgar Feldman.  El montaje fue un proceso largo, tal vez el más largo que haya acompañado. Algunas escenas tenían mucho material, como los plenarios y las cenas, y todas las escenas, a pesar de estar escritas, eran improvisadas por los actores. Como era de preverse, se repetían los mismos contenidos. Fui regularmente viendo y discutiendo las propuestas y versiones de montaje. La humildad, persistencia y dedicación fueron cualidades notorias de parte de todo el equipo de montaje. Ya trabajé con Pedro Pinho en diversas ocasiones como montajista. En la edición de esta película, Pedro optó nuevamente por armar un equipo de edición, como lo había hecho en Bab Sebta  (Documental, 110’ – 2008) que no es algo común. Pero reconozco que, con una buena elección y armado de equipo, puede ser una experiencia muy desafiante y entusiasmante. Como editora, a pesar de haber acompañado las diferentes fases del montaje, me incorporé al final del proceso, lo que me permitió volver a ver al material con mayor frescura y distancia. Con Pedro hace más de diez años que trabajamos juntos, por lo que existe una complicidad que no siempre exige intercambio de palabras -pero naturalmente- tuvimos distintas discusiones. Teniendo en cuenta que me sumé al final del proceso,mi objetivo era, más que trabajar en la estructura, rever el ritmo y las duraciones de la película. El cine es un arte que se hace en equipo. Las películas son resultado del trabajo de mucha gente. El montaje es parte de un proceso en el que se reescribe nuevamente el argumento. La participación del/a montajista en la la re-escritura depende de las necesidades y del modelo de trabajo del realizado. Muchas veces, termina en una especie de co-realización”.

Edgar Felman: “Con la improvisación de las actuaciones como punto de partida para el desarrollo de las escenas, “La Fábrica de Nada“ se convierte en una película donde la heterogeneidad de miradas enriquece EdgarFeldman smalluna escritura colectiva de diálogos y el desarrollo de la dramaturgia en el proceso de edición. El montaje de “La Fábrica de Nada“ tuvo 3 montajistas, Pedro Pinho -el director de la película- quería tener varias visiones alternativas en relación al material bruto, ya que no estábamos delante una película de ficción tradicional. Se debería aplicar otra metodología de trabajo porque el montaje debía escribir la película, y de ahí está la ventaja de tener diferentes abordajes del material. Me llamaron para el inicio del proceso de edición. Había muchas horas de material bruto, la mayoría de las partes de las escenas fueron improvisadas por los actores respecto a un tema. Nunca había una toma igual a la otra. Hicimos una selección del material, elegimos los planos para usar, que en este caso, teníamos que tener en cuenta también otras variables, caso distinto a lo que sucede en un rodaje de ficción tradicional con actores profesionales: teníamos que elegir también qué era lo que se iba a decir, construir un discurso que nunca estuvo escrito en un papel. Además, había otro desafío, el argumento tenía una estructura central: la historia del cierre de la fábrica el drama de los operarios, pero, al mismo tiempo, la película se ramifica con subtramas en paralelo al argumento principal. La organización lógica de cómo las secuencias aparecen en la película también fue un proceso de reescritura. Esta es la parte del montaje más desafiante para mí, me gusta mucho trabajar en la estructura y no me podría haber llegado a las manos mejor material que el de  “La Fábrica de Nada“ .

Cláudia Rita Oliveira: Cuando el relato de la ficción se mezcla con la realidad del trabajo en equipo, se obtiene como resultado una película genuina y vital para ver. “La Fábrica de Nada” es una película Claudia Oliveirainéditamente coherente entre su contenido y la manera en la que organizó el trabajo. ¿Qué es el trabajo en una película? ¿Quién dirige el camino? Lo hacemos todos juntos.   Para el inicio del proceso de montaje, Pedro Pinho -el director de la película- nos entregó el material a mí y a Edgar Feldman (el otro editor de esta primera etapa) y nos dio su punto de vista al respecto. Nos dejó dos meses trabajando solos. Edgar y yo no nos conocíamos y fue un proceso de descubrimiento de la película, de nuestros métodos de trabajo y de nuestros puntos de vista sobre el material. Fue liberador y divertido – por más extraño que parezca la elección de estos adjetivos. El material era increíble! Diverso, genuíno, impredecible. Si por un lado, esta amplitud hacía difícil la tarea de coordinar -principalmente el trabajo de actores y no actores- por otro lado, a nivel global -la diversidad de la naturaleza de las escena permitía transformar la película en un mosaico vivo, en una película que rompe con el estrangulamiento que aborda. Como ocurre en todas las películas, hubo escenas que crecieron y se resignificaron en el montaje. Escenas que nos hicieron volver a mirar algunas cuestiones que son universales y otras que hacen parte de lo que fue/es una generación en este pequeño acuario que es Portugal. Después de 8 meses y de un descanso en la edición, Luísa Homem retoma el montaje con Pedro. Vuelven a mirar el acuario, a cuestionarlo y lanzan los restantes peces al mar. Es una película que nos pregunta. No sabemos la respuesta.”

Funciones:

22 de noviembre, 09:00, Teatro Auditorium – Sala Astor Piazzolla
22 de noviembre, 18:00, Teatro Auditorium – Sala Astor Piazzolla
23 de noviembre, 11:10, Paseo Aldrey – Sala 3

Trailer: